Juicios Educacionales

CONTACTENOS DESDE AQUI
EMPRESA Y AMBITO DE
LA ASESORIA EDUCACIONAL
COMENTARIOS,
CRITICAS DE LA LEY
CONTRATE
CON NOSOTROS

Asesoría legal educacional; Derechos que la ley confiere, reglamentación, constitución orgánica, estatuaria

A LA COMUNIDAD EDUCATIVA, CONSEJO ESCOLAR, COMITÉ PARA LA BUENA CONVIVENCIA ESCOLAR

La comunidad educativa es una agrupación de personas que inspiradas en un propósito común, integran una institución educativa (Articulo 9 ley 20.370). La comunidad educativa adhiere al proyecto educativo del establecimiento y a sus reglas de convivencia establecidas en el reglamento interno.

Está integrada por alumnos, alumnas, padres, madres y apoderados, profesional de la educación, asistentes de la educación, equipos docentes directivos y sostenedores. Se llama “Comunidad” justamente porque nace por una condición legal, es decir, nace sin la intención de hacerlo, gira en toro a un establecimiento o proyecto educativo pero sin ninguna organización estatutaria, pudiendo inclusive tener intereses opuestos, y sin que la ley establezca su normatividad, lo que implica en la práctica que todos los integrantes de dicha comunidad hace lo que le parece correcto y es a eso a lo que apunta nuestra asesoría en el evento de que tal comunidad desee organizarse estatutariamente.

Lo mismo sucede con el “Consejo escolar” (Respecto de los colegios educacionales subvencionados y que reciban aportes del Estado, incluyendo por ende a los municipalizados) al cual la ley le da existencia, derechos y deberes, y su correlato de los colegios particulares pagados, el “comité de buena convivencia escolar” (Ver artículo 15 de la ley 20.370).

A estos estamentos que se vuelven muy relevantes en la legislación actual se les crea también de forma inorgánica, salvo en sus funciones que son, como dijimos a propósito del servicio ofrecido al sostenedor con su relación, con estos estamentos:

  1. Canalizar la participación de la comunidad educativa en el proyecto educativo.
  2. Promover la buena convivencia escolar.
  3. Prevenir toda forma de violencia física o psicológica, agresiones u hostigamiento.
Cuestiones que se deben resolver:
  1. Quienes componen estos estamentos
  2. Si su existencia debe incluirse en o los reglamentos internos.
  3. Estatutos y reglamento interno propio.
  4. Procedimiento de canalización de la participación de la comunidad educativa, la promoción, regulación, prevención, prueba, cargos, descargos, juzgamiento, sanciones no disciplinarias, disciplinarias, integración con otros estamentos, comunicaciones etc.
  5. Existencia orgánica. Presidente, directorio, vigencia, elección, plazo de existencia de los cargos etc.

Nuestra asesoría apunta a responder a las dudas acerca de la existencia legal de estos estamentos, si les interesa la asesoría no permanente, contribuir a los estatutos de los mismos y brindar el apoyo legal en sus relaciones con los entes externos e internos al establecimiento. Desde ya, no recomendamos que lo integren los sostenedores y directores pues pueden concurrir intereses opuestos entre ambos, pero si existir reglas claras en los reglamentos que dicte el sostenedor (letra d) y f) del artículo 46 de la ley general de educación) y que deben existir, en relación con ellos y las reglas autónomas que el consejo o el comité dicten al efecto que, evidentemente, no deben oponerse a los reglamentos generales y, sobre todo, que se complementen, lo que hemos verificado no existe de forma plena en la actualidad (Salvo los clásicos reglamentos modelos que maneja el Mineduc y que no se conforman a las exigencias de la ley actual).

El consejo y comité deben permanecer en el tiempo y no estar sujetos a depender de cuestiones accidentales o secundarias que pasan, deben ser independientes pues les corresponde ejercer la función más básica y relevante en el principio de la sana convivencia como es “juzgar” a un menor de cuyo tratamiento va a ir dependiendo su incorporación a la sociedad, y más que juzgar, “tratar” a nuestro educando, y por ende no puede estar afecto a alguno de los intereses estamentarios de la comunidad educativa, como por ejemplo, el “Centro de alumnos” con quien a nuestro juicio también debe entenderse y que tampoco tiene ninguna organicidad.

No debe tampoco estar compuesto por el docente involucrado en una agresión o derecho tutelado por el articulo 8bis del estatuto docente o contemplar por lo menos la subrogación o sustitución de este actor en su funcionamiento.

Es esta la asesoría que se ofrece en toda o aparte de su extensión, como permanente, no permanente o según la propuesta que se nos haga y que exponemos en el ítem sobre forma de contratación con nosotros, en relación con la cual según lo que puede leer, tenemos el respaldo cognitivo pertinente. Pensamos que uno de los problemas fundamentales de la educación no son aquellos que dicen relación con su calidad, gratuidad o administración de la misma (Estatal o Municipal) sino que su falta de organicidad, la a-coherencia o incoherencia en el actuar de sus actores (la comunidad educativa) y que implica que existiendo tantas instituciones y entes relacionadas con ella, no tenga sin embargo el establecimiento como tal, una organización institucional. La célula, la unidad básica se encuentra abandonada y mientras nuestro legislador crea que para resolver los problemas de la educación se debe crear una nueva institución.

subir página